Bendita Locura

Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo. Cristo, poder y sabiduría de Dios Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos.¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundoPues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. 1 Corintios 1 – 17 al 25

“Si quieres vivir tienes que morir”; “si quieres tener, tienes que dar”; “si quieres ser ensalzado, tienes que ser humillado”; “si quieres ser el primero debes ser el último”.

Esta es precisamente la “locura de la cruz”, es la locura predicada por Cristo. Ciertamente el Evangelio, la Sabiduría de Dios, hoy más que nunca, en este mundo “cientista” y tecnificado, no parece tener mucho sentido. En ambientes en donde lo más importante no es ser sino tener, en donde lo importante es lo práctico, aunque en ello no haya mucha caridad; en donde el sufrimiento es entendido como un castigo y no como un medio para santificarnos y santificar nuestro mundo; nuestra vida y nuestro testimonio pueden ser tenidos como una verdadera locura. Mas Dios nos ha puesto como “Luz” y “Sal” en medio de un mundo que hoy no sabe distinguir entre su mano derecha y su mano izquierda.

Seamos fieles y sigamos adelante alguien nos mirará y verá que nuestra locura, es lo único cuerdo que queda en el mundo.

DF

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.