Category Archives: Amor de Dios

AMA A TODOS COMO HERMANOS

Hay un coro que nació en el seno de la iglesia católica, pero lo escuché cantar desde niño en mi iglesia (de esos años), es un coro que me gusta mucho ya que tengo hermosos recuerdos.

En el gran templo que me congregaba, la iglesia de Sargento Aldea, teniendo ya 19 años, llegué de mi trabajo un día cuando ya había comenzado la reunión y como el templo estaba lleno, el portero me llevó y me sentó al lado de la que hoy es mi esposa, la hermana Rosita.

Yo traté de comportarme, estaba un poco nervioso, ya que nunca la había visto en el templo, y en ese momento, por primera vez que digo en mi corazón: “Señor si alguna vez me das esposa, me gustaría que fuera esta señorita que está al lado mío”.
Luego la iglesia se pone de pie y empieza a cantar este coro, …y cuando viene la parte que dice “al que está a tu lado dale amor, dale amor, fue la primera vez que nos miramos, cuando le vi ella tan blanquita y yo moreno, pero sigue el coro, (creo que esta vez el mensaje era para ella) “no te importe la raza ni el color de la piel”… está de más decirles con cuanta alegría cantaba yo ese coro y la razón por la cual lo recuerdo con tanto cariño.

_________________

Pero quisiera centrar mi punto en lo siguiente, y es en la parte que dice: “Ama a todos, como a hermanos y haz el bien”

Lo que debemos de analizar es, que No dice, “ama a todos los hermanos” sino “ama a TODOS COMO hermanos”
¿Todos?
¿Quiénes son los “todos”?
¿Los de mi iglesia nada más?

Oh mis amados, si estudiamos muy bien esto, nos daremos cuenta, que desde pequeños no hemos mirado a esos “Todos” porque quizás nos han enseñado que esos “todos” son solamente con quienes nos relacionamos.

En el mundo entero hay gente de diferentes iglesias y/o nombres, que ha amado a Dios y se han entregado de lleno para obedecerle y servirle. He conocido en misiones al África a norteamericanos, brasileños, holandeses, etc. Que solo fueron en misión a esos lugares por 15 días (o un mes otros) y hoy llevan 5, 15 o 20 años. Lo mismo encontré en Haití.

Hay muchos que son nuestro prójimo, nuestros hermanos a los cuales debemos también amar, considerar, y muchos de ellos están haciendo una gran labor, para ellos la vida entera es una misión, que no se detiene o interrumpe por egoísmo personales.

Ahora sé que hay un miedo en relación a esto, porque culturalmente las iglesias se han encerrado en sus concilios y descartan la interacción con otros grupos cristianos.
Si estudiamos hoy en donde nos encontremos, habrá grupos, iglesias trabajando en diferentes lugares, algunos de ellos han salido de grandes congregaciones, se han dividido o apartado, quienes con otros nombres siguen haciendo lo mismo que hacían antes, pero lo que no encontramos es una madurez para que aquellos puedan ya sea saludarse, visitarse o hasta apoyarse mutuamente y supuestamente, todos somos cristianos.

Bueno creo que es vergonzoso y preocupante a la vez, ya que lo que siempre predicamos no lo vivimos.
¿La discriminación de parte de los gobiernos, o de los impíos, o el mundo secular no es suficiente, que hasta entre nosotros mismos no podemos amar a todos como hermanos?
Si cada iglesia es autónoma y cada grupo tiene sus propios muros doctrinales, ¿Por qué hoy no hay nadie que esté edificando puentes para siquiera unirnos en el evangelismo?

Juan le dijo a Jesús: Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera demonios, pero él no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos seguía. Pero Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda decir mal de mí. Porque el que no es contra nosotros, por nosotros es. Marcos 9:38-40

________

En lo personal, en esta nueva etapa, he conocido varias iglesias de pueblo, pequeñitas, con pastores que están trabajando solos y fervientemente predican en barrios pequeños con mucha necesidad, sus hijitas sin zapatos o como en otro lugar conocí a los niños del pastor criándose en medio de drogadictos y gente que recién ha salido de la cárcel, porque su papá el pastor, transformó su hogar en casa de acogida. Ellos mis amados lectores, también aman a Dios, también buscan al necesitado, al triste a la oveja descarriada o perdida.

¡Qué vida, que diferencia o mejor dicho que indiferencia!!!

Queridos hermanos no se trata del mal interpretado ecumenismo con religiones que difícilmente se les puede llamar cristianos, se trata de grupos que aman a Dios, que han tenido pruebas y dificultades, pero también anhelan una patria mejor, que también gimen a Dios por los perdidos, que buscan la llenura del Espíritu Santo.

Dios nos ayude, para que las nuevas generaciones, sean más sensibles, para que realmente podamos amar a todos como Dios nos amó y envió a su hijo Cristo a este mundo a morir por nosotros (todos) los pecadores, de los cuales dijo el Apóstol Pablo, (y hoy YO también me incluyo).
…YO SOY UNO DE ELLOS. 1 Timoteo 1:15

Conclusión
Cuando veas un grupo predicando, salúdalo. Cuando veas algún grupo de ciclistas, aunque no pertenezcan al mismo concilio, salúdalos. Ora no solo por tu pastor, sino también por el pastor de la esquina de tu barrio, muchas veces ellos también sueñan con tener grandes templos o una gran cantidad de hermanos que les ayuden, pero Dios todavía no se lo ha dado.
Ora por todos los misioneros en el mundo, no te olvides de ellos. Ora por los hermanos o pastores o misioneros que han salido de tu iglesia y hoy trabajan en otro lugar predicando a Cristo, no le quites el saludo, te aseguro que eso no te hará un pecador o ser menos cristiano o poco espiritual.
Cuando tengas alguna bendición que compartir, también piensa en esa familia que sirve a Dios en otra iglesia (y varios de ellos con mucha necesidad). No se trata de conquistarlos para tu iglesia, No; se trata de “amar a todos” y realmente vivir el evangelio, se trata de la compasión entre hermanos.

Dios nos ayude para ampliar nuestra visión de denominación a “Visión de Reino”.

Pastor David Fuentes

¿Adónde huiré?

¿No ardía nuestro corazón mientras Él hablaba con nosotros? (Lucas 24:32)

elijahEl pueblo de Israel bien sabía que se había alejado de Dios, pero Dios se lo recordaría, a pesar de que este no merecía su amor. En una oportunidad envió a Elías, para que frente al Carmelo, los israelitas tomaran una decisión, …Dios conquistaría nuevamente a su pueblo con una gran hazaña, mostrando así su gran poder.

…Pero, ¿Tendrá que hacerlo de nuevo? ¿Tendrá que probarnos siempre que Él es mas poderoso que todo lo que cautiva nuestra vida en esta tierra, para que nos volvamos a Él? ¿Tendrá que seguir mostrándonos cosas portentosas para que realmente le amemos? (Deuteronomio 10:21)

Amado, en nuestros días, nosotros nos relacionamos, vivimos y olvidamos, pero, también han habido momentos de quiebre en nuestra relación con Dios, hemos ido cambiando poco a poco nuestra devoción, nuestra dependencia ha sido traspasada a las cosas de este mundo y nos hemos ido tras nuestro andar, nuestra alma se ha apegado al paso de los impíos buscando las mismas cosas , y a pesar de ser advertidos, también nosotros en los días actuales a través de tantas señales, hoy, tenemos que admitir, darnos cuenta y recapacitar, sobre nuestro estado espiritual. No somos los mismos y esto es muy peligroso, pero, al parecer nos hemos acostumbrado, la palabra de Dios dice: “Recuerda por tanto, de dónde has caído…” ¿Recuerdas ese día, ese momento de quiebre? …porque tuvo que haber alguno.

Y en nuestra meditación no solamente podamos recordar ese momento de extravío, sino también lo que eramos antes junto a Él. Nuestra mente puede ser llevada por Dios a los primeros días  ¿Recuerdas lo que era vivir con Él, caminar con Él y cenar con Él? (Apocalipsis 3:20) ¡Que días! ¿No ardía nuestro corazón mientras Él hablaba con nosotros? (Lucas 24:32)

Muchos llegan a la conclusión con el tiempo que, se puede vivir sin Él, pero espero que despiertes en esta hora ya que ese es un engaño del Satanás el diablo, Dios una vez mas golpea a la puerta de tu corazón. Lope de Vega escribió:

«Alma, asómate ahora a la ventana,christknocking-gif-for-web-small
y verás con cuánto amor llamar porfía»

¡Y cuántas, hermosura soberana,
«Mañana le abriremos», respondía,
para lo mismo responder mañana!

Amado. Tú no digas así, sino que puedas abrir hoy tu corazón, no te acostumbres a vivir sin Dios, reacciona a tiempo y vuelve al hogar, Él te ama con amor eterno. Los ninivitas dijeron: ¡Quién sabe! Tal vez Dios cambie de parecer, aplaque el ardor de su ira, y no perezcamos (Jonas 3:9). Tú, Actúa conforme a esa misma esperanza y conoce la misericordia de Dios.

Él te ama, te llama y te busca, “Recuerda, por tanto, de dónde has caído” y arrepiéntete, y haz las obras que hiciste al principio. Apocalipsis 2:5

 

Pastordf

esconderte-de-dios