El llamado de Dios

¿Qué nos puede dar fuerzas para seguir adelante, levantarnos y trabajar en la obra del Señor?

Sin lugar a dudas que el ser estimulados y motivados especialmente por la maravillosa obra de Dios en el corazón del hombre agradecido.

Pero ¿Qué sucede cuando Dios nos llama a ir mas allá, cuando él pone una visión distinta para poder alumbrar en lugares oscuros en donde ni aún se conoce Su nombre?

Hay que dejarlo todo porque no habrá ningún lugar en donde tenga completo gozo la vida del cristiano a no ser que se encuentre en el centro de la voluntad de Dios.

Pero al considerar el dejarlo todo ¿También incluye a los que se oponen a este llamado? ¿Y que si esos que se oponen son mi familia? ¿Amigos? o ¿Iglesia?

Tomemos un momento para meditar en esto, no caigamos en el error de tomar la bandera equivocada, con nuestras ideas y formas, arrasando todo a nuestro paso e insultando a los que nos les ha sido alumbrado, buscando reformas humanas que nunca han venido del seno de Dios, sino tomando la única bandera, la bandera del amor (Cantares 2:4) y gemir, si… gemir delante de aquel que nos advierte de los tiempos presentes, si ha de venir un cambio a la iglesia de Cristo, estoy seguro que comenzará por parte de los que gimen en oración, ayuno y contante sacrificio, delante de un Dios que dice que al corazón constrito y humillado no despreciará. (Salmo 51:17)

La gran comisión no es una opción, sino un deber que tenemos que cumplir con Urgencia!!!

Hay que admitir con mucha tristeza que no solamente se pierden las almas, sino que también muchos misioneros que sienten el llamado de Dios para dedicar sus vidas a la obra misionera, por falta de oportunidades, ya que la iglesia de hoy, no tiene tiempo para la evangelización, el presupuesto solo se enfoca en el evangelio vertical no el horizontal, me refiero en la inversión de edificios u obras sociales, antes que invertir en enviar el gran mensaje. Sé que hay que atender al pobre y al destituído, pero la obra social no puede sustituir la gran comisión, hay que atacar el pecado y no los resultados de este. Lo que el mundo necesita hoy es el verdadero evangelio.

Hoy la iglesia en el mundo languidese en su estado y percepción de los tiempos en que vivimos, por causa de aquellos que están dando sonidos inciertos.
Dios nos incomode y nos mueva a una vida mas sencilla y humilde en donde podamos escuchar y entender la dulce voz del que nos llama a ir por el mundo y predicar Su evangelio.

San Marcos 16:15foto1

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.