Primera, Segunda y Tercera misión a Panamá

Panama 2República de Panamá
Capital: Ciudad de Panamá
Habitantes: 3.309.679

La República de Panamá es un país de América Central, ubicado entre Costa Rica y Colombia, el Mar Caribe y el Océano Pacífico.
Con fecha 13 de Marzo de 2009, Dios nos permite llegar al aeropuerto internacional de Tocumen en Panamá, junto a mi esposa. Nos recibió en ese día el hermano Samuel Flores Alarcón y el hermano Clemente (panameño).
Hacía aproximadamente un año que nuestro hermano Samuel Flores Alarcón se había trasladado de Chile a la ciudad de Panamá junto a su familia, y por intermedio de una conversación con un familiar nos contactamos con él. De esta forma teníamos ya nuestra primera invitación para ir a Panamá.

La comisión para realizar la primera misión oficial a Panamá, estuvo compuesta de la siguiente forma: Pastor Daniel Figueroa de la iglesia en Guarilihue (Chile), junto a su esposa la hermana Mariela, el amado pastor Claudio Abarzúa de la iglesia en Costa Rica, el hermano Luis Salazar de la iglesia de Linares (Chile) y quien suscribe pastor David F. Fuentes de la iglesia de Carolina del Norte (Estados Unidos) junto a mi esposa hermana Rosita.

Todos nos reunimos el día 16 de marzo-2009, para comenzar esta hermosa labor; nos hospedamos en casa de nuestro hermano Samuel Flores, quien nos ayudó a contactarnos con unos jóvenes que trabajan para él, los cuales nos ayudaron y compartieron con nosotros de las reuniones realizadas en el mismo edificio en donde ellos trabajan.
Entre los servicios en ese lugar destacamos el del día jueves 19 de marzo con aproximadamente 27 asistentes, fue un servicio muy hermoso en donde el Espíritu de Dios se hacía sentir en aquellos jóvenes.
También Dios nos permitió visitar dos ciudades “La Chorrera” a 35 kilómetros y “Penonomé” a 140 kilómetros de Ciudad de Panamá, y nos dimos cuenta de la gran necesidad que existe en estos lugares de la predicación del evangelio.
Al día siguiente visitamos dentro de la ciudad de panamá un lugar llamado San Miguelito, sector de extrema necesidad y Betania, en este último pudimos realizar una predicación a la calle y la entrega de tratados, gracias al Señor hubo una buena aceptación a la predicación del mensaje de Dios en la calle de la forma que lo hace nuestra iglesia.
El día sábado 21 visitamos la isla de Taboga, ubicada frente a la ciudad de Panamá, aproximadamente 45 minutos en barco.
Cada día teníamos nuevas experiencias, nos gozábamos de como Dios nos permitía conocer nuevos rostros, hombres y mujeres con muchas inquietudes, preguntas, dudas pero por sobre todo hambre de Dios.
Todo este trabajo fue realizado en un ambiente de búsqueda de la bendición de Dios, cada día comenzábamos el día con un servicio de oración de 7:00 a 8:00 AM, implorando a nuestro Dios que él derramara de su bendición sobre esta nación y nos usara en el trabajo diario. Como también realizamos ayuno el día miércoles y oración nocturna de viernes a sábado.
Al finalizar el día domingo con el último servicio, Dios permitió que varios jóvenes se entregaran al Señor.
Los siguientes hermanos dieron sus nombres para dar inicio a la naciente Iglesia Evangélica Pentecostal en Panamá: Samuel Andrés Flores Alarcón, Nize Muñoz Carrasco, Felipe Flores Muñoz, Carlos Ponce Molina, Bárbara González Apipet y Hans Cubillos Chamorro.
Terminamos esta misión contentos y diciendo en nuestros corazones, “Panamá para Cristo”.

La segunda misión fue realizada desde el 22 de junio al 1° de julio.
La comisión para realizar la segunda misión a Panamá, estuvo compuesta de la siguiente forma: Pastor Daniel Figueroa de la iglesia en Guarilihue (Chile), junto a su esposa la hermana Mariela, el hermano Héctor Neira y el hermano Fidel Cuevas de la iglesia en Guarilihue (Chile), el hermano Luis Salazar de la iglesia de Linares (Chile), el hermano Bernabé Pizarro de la iglesia de La Cisterna (Chile) y quien suscribe pastor David F. Fuentes de la iglesia de Carolina del Norte (Estados Unidos) junto a mi esposa hermana Rosita y el hermano Joshua Fuentes y Elías Fuentes.
Gracias a la misericordia de Dios fuimos recibidos nuevamente por nuestro hermano Samuel Flores y su esposa hermana Nize Muñoz en ciudad de Panamá.
De inmediato salimos a trabajar, aunque sintiendo un cambio muy brusco en relación al clima, especialmente para los que venían de Chile, ya que tuvimos la mayor parte del tiempo una temperatura de aproximadamente 38% C, como es propio en ese lugar del clima tropical.
Nuestro trabajo fue muy intenso en la predicación a la calle y en la entrega de tratados, cada día teníamos en los servicios a nuevos hermanos con nosotros.
Los servicios se desarrollaron nuevamente en la oficina de nuestro hermano Andrés y cada noche podíamos sentir la presencia del Espíritu Santo, pudimos participar de la palabra del Señor a muchos, además de orar por ellos. También sentimos el respaldo de otros hermanos y familiares en Estados Unidos y Chile quienes estuvieron en contacto con nosotros.
Actualmente tenemos dos lugares en donde estamos trabajando en la predicación del evangelio: con nuestro hermano Samuel Flores, en Ciudad de Panamá desde la oficina en donde él trabaja, y en “La Chorrera” a 35 kilómetros de la ciudad en donde también hay una propiedad con posibilidad de arriendo.
Damos gracias a Dios por habernos permitido trabajar una vez más en este país y también a nuestro amado Superintendente, por su constante ayuda y oración.
El trabajo fue realizado bajo un ambiente muy hermoso de armonía entre cada uno de los misioneros de: Guarilihue, Linares, La Cisterna, Estados Unidos y Panamá.
En cada lugar que estuvimos vimos la gloria del Señor, Dios proveyó para los gastos de este viaje y en su misericordia nos guardó del peligro, enfermedades y el sol intenso.
Dios bendiga a nuestros hermanos de la naciente iglesia en Panamá, quienes han quedado muy contentos y a la vez deseosos de que sigamos visitándoles y orando por ellos.
A nuestro Dios sea toda honra, gloria y alabanza. Amen.

Tercera Misión-Septiembre-2009
Gracias a Dios que me reuní en el aeropuerto Internacional de Tocumen, Panamá; con nuestros hermanos misioneros provenientes de Bolivia, Argentina y Chile, el 23 de septiembre del año en curso. En total ocho. Gloria a Dios.
Agradecidos ya que Dios nos permitió gustar de esta hermosa bendición, de abrir este nuevo surco, y plantar la semilla del evangelio.
Al llegar al aeropuerto esta vez no tuvimos quien nos fuera a recibir ya que nuestro hermano que trabajaba en Panamá y nos había ayudado anteriormente está trabajando actualmente en Chile.
Había quedado con una información de una casa distante aproximadamente 34 kilometros de la ciudad de Panamá en un lugar llamado La Chorrera, así que llamé a esa persona y me contó que justo ese día se habían cambiado los arrendatarios y la casa está dispuesta para los misioneros, gloria al Señor.
Tomamos un vehículo desde el aeropuerto, que nos llevó al terminal de buses de ciudad de Panamá y desde alli tomamos un bus y nos dirijimos a La Chorrera, desde ese lugar en la carretera, esperamos otro vehículo que nos llevó a la casa que ibamos a ocupar, allí estaba su dueña esperandonos, hoy nuestra hermana Irma.
Arrendamos esa casa por $100 US
Llegamos de noche a ese casa desocupada y lamentablemente en ese momento no había agua, tampoco teníamos muebles, utensilios de cocina, etc.
Allí tendimos nuestros sacos de dormir y nos dispusimos a descansar. Al siguiente día comenzamos el trabajo de predicación.
Hacía mucho calor, pero Dios nos permitió entregar de su palabra. Muy extrañada la gente, ya que para ellos no es costumbre de escuchar el pregón del evangelio en la calle.

Que hermoso fue como Dios permitió que nos prestaran una mesa, cinco sillas, dos banquitas y unos utensilios de cocina, fuimos a comprar una cocina electrica y lamentablemente no nos sirvió, pero también alguien nos prestó una cocina a gas. Con mucha calma cada día esperamos el alimento el cual disfrutamos con mucho gusto, cada día comida internacional: de Chile, Argentina, Bolivia y Estados Unidos, preparada por cada misionero.
En un ambiente de busqueda de Dios, ayunos, oraciones nocturnas y mucho clamor, enfrentamos este trabajo. Alguien nos advirtió que nos estaban tratando de hacer daño ya que en ese lugar tambien existe la santería, pero nada nos aconteció ya que Dios protege a sus hijos.

Cada día ganabamos nuevas experiencias, que hermoso era ver a estos misioneros hablando con las personas y en pocos minutos poner las manos sobre ellos ungiendoles y también al predicar persona a persona el evangélio descubrir cuanta necesidad había de Dios en cada corazón.

Nos sentimos muy gozosos de la respuesta de la gente, pero a la vez nos da mucha tristeza saber que tenemos que regrezar a nuestras iglesias, nuestro hermano Hector Sobarzo de la iglesia de Neuquen Sur, Argentina, ha sido elegido para quedarse un tiempo mas Dios mediante, esperando el apoyo necesario mientras él está aqui, y a los refuerzos también, que vendrán a trabajar con él.

Esperamos que Dios toque los corazones en nuestra iglesia, para hacerles saber donde es necesario invertir en los tiempos que estamos viviendo.

He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. Juan 4:35

No tuvimos las comodidades propias de nuestras casas ni los recursos necesarios para obtenerlos, pero vimos como el Señor unió a este grupo con un solo propósito: “Predicar a Jesucristo” …y hacerlo con gozo.

En este grupo misionero participaron: el hermano Hector Sobarzo de la Iglesia de Neuquen Sur, el hermano Junnior Villegas de la iglesia de Oruro Central, el hermano Pelagio Sequeiros de la iglesia de Tarija, el hermano Patricio Gamboa y el hermano Ricardo Villagra de la iglesia de Talagante, el hermano Luis Salazar de la iglesia de Linares, el hermano Fernando Soto de la iglesia de La Cisterna y el Pastor David F. Fuentes.

aaa111

Pastor David F. Fuentes
Ciudad de Panamá, PA Centroamérica

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.