PRISIONEROS DE ESPERANZA

“Volveos a la fortaleza, oh PRISIONEROS DE ESPERANZA; hoy también os anuncio que os restauraré el doble”. (Zacarías 9.12)

DEFINICIÓN: La esperanza es la expectativa de que los resultados serán favorables, sea por un sustento lógico o en base a la fe.

La palabra esperanza se menciona 113 veces en toda la Biblia; en este sentido,La Biblia es un libro de ESPERANZA

El primer efecto de la salvación en Cristo:

Los que están con Cristo y que buscan sus palabra, son personas con esperanza; esto quiere decir que los que carecen de esperanza están sin Dios, y así lo muestra la Palabra.

“En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israél y ajenos a los pactos de la promesa, sin ESPERANZA y sin Dios en el mundo.” (Efesios 2.12)

La esperanza se hace necesaria cuando las cosas van mal, cuando todo se derrumba en nuestra vida. La esperanza es aquello que nos impulsa a seguir a pesar de que todo puede estar en nuestra contra.

“Porque olvidarás tu aflicción, como aguas que han pasado la recordarás. Tu vida será más radiante que el mediodía, y hasta la oscuridad será como la mañana. Entonces confiarás, porque hay ESPERANZA, mirarás alrededor y te acostarás seguro.” (Job 11.16-18)

El fundamento de nuestra ESPERANZA es lo que Dios ha dicho.

“Él creyó en ESPERANZA contra ESPERANZA, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia.” (Romanos 4.18)

El creyente tiene ESPERANZA aún frente a la misma muerte: “Por su maldad será lanzado el impío; mas el justo en su muerte tiene ESPERANZA. (Proverbios 14.32)

Nuestra esperanza para HOY: Dios nos restaurará el DOBLE. “Volveos a la fortaleza, oh PRISIONEROS DE ESPERANZA; HOY también os anuncio que os restauraré el doble.” (Zacarías 9.12)

Dios es el Dios del DOBLE

Para entender esto, recordemos los siguientes pasajes:

“Dios quitó la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al DOBLE todas las cosas que habían sido de Job.” (JOB 42.10).

“En lugar de vuestra DOBLE confusión y de vuestra deshonra, os alabarán en sus heredades; por lo cual en sus tierras poseerán DOBLE honra, y tendrán perpetuo gozo.” (Isaías 61.7)

“Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de DOBLE honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseña.” (1 Timoteo 5.17)

“Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una DOBLE porción de tu espíritu sea sobre mí. ” (2 Reyes 2.9)

El requisito: Volverse a Dios

¿Qué debemos para obtener las promesas del Señor?, aquí la respuesta: “Volveos a la fortaleza, oh PRISIONEROS DE ESPERANZA; hoy también os anuncio que os restauraré el doble. (Zacarías 9.12)

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *