Templos llenos de gente vacía.

Un templo puede estar lleno de personas, pero vacío de Dios, …entonces esa supuesta “iglesia” es como la religión.

No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé. Juan 15:16

En estos tiempos, las iglesias son, mayoritariamente, ministradoras de almas. Trabajan con las emociones, con la voluntad, con los sentimientos, con los afectos y con la mente en general. Lo que está ausente de ellas es lo espiritual. Tengamos cuidado, ya que lo almático es siempre manipulador. 

Podemos observar en el mundo entero, con tristeza que el cristianismo está siendo reemplazado por el humanismo, las grandes naciones como Inglaterra o Estados Unidos hoy se han transformado en campos misioneros, los templos en muchos lugares están siendo, vendidos, transformados en casas de reposo, residenciales, hoteles o centros de estudios. Pero también hoy, podemos decir, hay un peligro mayor.

Aunque hay varios templos llenos de miembros, estos siguen estando vacíos, ya que sus concurrentes están siendo guiados mas bien a servir a una institución que a Dios mismo.

Hoy en día “El templo” ya no es un lugar para adorar a Dios, o para aprender de su palabra, y prepararse así para poder salir a realizar la misión que Dios le ha encomendado (Marcos 16:15-16).

Antigüamente el salir y llevar las buenas nuevas era prioridad y los que se quedaban trataban de mantener con su árduo trabajo a los enviados, pero hoy las iglesias mas bien son enseñadas a cuidar sus bienes y su nombre, que pensar en llevar las buenas nuevas de salvación, son enseñados a invertir mas adentro del templo que fuera de ella. ¿Cómo crecerá la obra de Dios así?. En muchos lugares lo esencial es cambiado por una falsa enseñanza de autoridad humana sobre la voluntad de los fieles usando la palabra de Dios.

El prostestantismo nació en base a esto mismo, los religiosos del siglo XVI rechazaron la autoridad Papal, ya que la institución se apoderaba de la verdad haciendo dogmas con propósitos humanos, servir a la institución o al hombre era mas importante que conocer u obedecer la misma palabra de Dios, y algunos, ni la conocían ya que no estaba escrita en sus propios idiomas.

Cuando observamos esto hoy, y que a pesar de que la Biblia ha sido traducida a mas de 450 lenguas de forma completa y a más de 2000  dialectos o formas parcial, y aún así las congregaciones están vagando en intereses humanos , podemos deducir que el problema no solo era el estudio de la palabra, sino la manipulación institucional que se sigue repitiendo para beneficiar con “el evangelio” a algunos con espíritus “fariseos” de nuestra época, con todo esto nos damos cuenta lamentablemente, del vicio que se vuelve a repetir dentro de las congregaciones.

Se puede ver en diferentes lugares como lideres ambiciosos o miembros van cambiando y dejando la postura humilde de la iglesia y/o institución, o la sencibilidad en el estado en que esta misma se encontraba, desconociendo su condición anterior de perdidos. Claro está que si esto pasa, el resultado será, que esa “entidad” no mirará la palabra de Dios como plano a seguir, menos al necesitado como prioridad a alcanzar, sino que se dedicará a cuidar su propio tesoro. Ya no será Cristo, el centro de esta, sino lo que importará será su prestigio frente al mundo. 

La iglesia que todo lo institucionaliza (convertir una cosa a su institución) muy pronto se olvidará de seguir el modelo bíblico de Ekklesia. (llamados afuera)

También entendemos hoy, que para avanzar tenemos que cumplir con las leyes terrenales, pero, ¿Hasta que punto debemos obedecer a lo que este nos dicta?, decimos que no dependemos de ningúna institución humana, pero toda iglesia que recibe subención de su gobierno, en donde esta se encuentre estará atada a sus propias leyes. En Estados Unidos hay iglesias que han renunciado a la subención del gobierno por no verse atados a seguir su ordenes, leyes u ordenanzas que muchas de ellas están reñidas con la sagrada escritura. Hoy en muchos lugares la iglesia se encuentra atada a predicar lo que le permiten. 

Si en muchos países arrestan por predicar la palabra de Dios, ¿dónde está todos los arrestados que están obedeciendo a lo que Dios manda a predicar?

La voluntad del hombre solo se puede entregar a Dios, de otra manera seriamos entes llevados por cualquier tipo de enseñanza, si en la actualidad, esta es la realidad de muchas congregaciones en el mundo, entonces no importa lo grandes que estas sean, su realidad es que están vacías.

Ser guíados por Dios y obedecer a su palabra es sinónimo de apartarse, pero, la razón principal es apartarse “del mundo”, (no solo de los que piensan distinto) y si esta se aparta del mundo, esto también implica, apartarse del poder, de los lujos, la pompa mundanal y la gloria humana.

Meditemos por un momento en esto:

Si esta fuera nuestra propia realidad, y no estuviesemos llenos de nada o no tenemos nada, ¿Qué podríamos entregar a los perdidos? ¿Qué podríamos decidir o resolver, por nosotros mismos?. Si no estamos haciendo lo que Dios nos pide en su palabra, que no es hacer templos sino “Id y haced discípulos”, ¿Cuál entonces, es nuestra razón de existir? ¿Hay gozo en este momento en todo lo que Ud. realiza? ¿Está realmente glorificando a Dios con ello? Si es así, gloria a Dios por ello, pero si no estas recibiendo esa confirmación del cielo, muy pronto se acabará tus fuerzas.

Dios nos dice: ” Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas”. 1 Juan 2:20. Entonces, Dios nos permita, que pueda haber ese cambio perfecto de institución a Ekklesia. Y de esta manera poder llevar la luz que este mundo necesita.

Que la virtud de Dios vaya en nosotros. Amen.

Pastordf

146-division de la iglesia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *